Centro de Recursos para la Prevención | Cómo Mantenerse Saludable

En un mundo donde las personas reciben un aluvión constante de noticias preocupantes de los medios sobre violaciones de derechos humanos —que van desde ataques con gas venenoso mortal hasta tráfico humano, pobreza y hambruna creada por el hombre— pocos entienden sus derechos y aún menos saben cómo ejercerlos.

En una larga tradición de defensa de la causa de la libertad para todos, la Iglesia de Scientology y sus miembros buscan remedios por medio del patrocinio de una de las iniciativas más amplias de educación e información pública: Unidos por los Derechos Humanos, y su programa para los jóvenes, Juventud por los Derechos Humanos.

Los objetivos de estas organizaciones no religiosas y sin ánimo de lucro tienen dos vertientes: enseñarles a los jóvenes sus derechos inalienables, aumentando significativamente así la concienciación en una sola generación; y la petición a los gobiernos de implementar y hacer cumplir las disposiciones de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948, el documento de Derechos Humanos más importante en el mundo, y a exigir educación sobre Derechos Humanos en los colegios.

Unidos por los Derechos Humanos y Juventud por los Derechos Humanos apoyan múltiples actividades y proporcionan recursos educativos en 17 idiomas, lo que fomenta esta iniciativa en todos los niveles de la sociedad. Estos programas son ampliamente aceptados y los usan los colegios y las iglesias, grupos cívicos y comunitarios, organizaciones de derechos humanos, fuerzas de seguridad, fuerzas armadas y organizaciones gubernamentales en todo el mundo.

MÁS VÍDEOS SOBRE UNIDOS POR LOS DERECHOS HUMANOS

Para más información sobre Unidos por los Derechos Humanos y los programas mundiales que apoya la Iglesia de Scientology para hacer realidad los derechos humanos, ve:

DESCARGAR DOCUMENTO