“Hemos determinado que están exentos de impuestos federales bajo la sección 501(a) del Código de Recaudación Tributaria como organización descrita en la sección 501(c)(3)”.

La Iglesia de Scientology Internacional (CSI), la Iglesia Madre de la religión de Scientology, y más de 150 iglesias afiliadas, misiones y organizaciones de reforma social en Estados Unidos fueron reconocidas como organizaciones religiosas plenamente exentas de impuestos por la Agencia Tributaria de Estados Unidos (IRS), en octubre de 1993.

Durante casi medio siglo la Iglesia de Scientology había batallado contra la IRS para liberarse del acoso de la IRS y lograr la exención de impuestos permitida a todas las religiones en Estados Unidos de América. Finalmente fue el Sr. David Miscavige, Presidente de la Junta de Religious Technology Center y líder eclesiástico de la religión de Scientology, quien pasó por alto toda la burocracia y en 1991 se entrevistó personalmente con el Comisionado de la IRS para iniciar un procedimiento objetivo de exención de impuestos en 1991.

Durante dos años la IRS realizó el examen más exhaustivo de cualquier solicitante para exención de impuestos religiosos en la historia de la IRS. Los funcionarios de la IRS sometieron a las Iglesias de Scientology al escrutinio más intenso al que ninguna organización se haya enfrentado jamás, incluyendo una revisión microscópica de sus operaciones y documentos de carácter financiero y un exhaustivo examen de cada uno de los aspectos de la política de la Iglesia y sus prácticas en todos los niveles. Al final de su investigación, la IRS había revisado más de un millón de páginas de información relacionadas con la religión de Scientology.

Al tratar con la IRS y al permitirles finalmente ver la verdadera imagen después de basarse en informes falsos durante más de cuarenta años, fue algo nada menos que impresionante. Pero con el Sr. Miscavige presentando de forma apasionada y franca la verdad sobre la religión de Scientology y su funcionamiento a los funcionarios de la IRS, esto se consiguió.

Al publicar su fallo favorable de exención de impuestos, la IRS necesariamente determinó que (1) Scientology es una religión genuina, (2) las Iglesias de Scientology y sus instituciones benéficas y educativas funcionan exclusivamente con fines religiosos, (3) las Iglesias de Scientology y sus instituciones benéficas y educativas actúan en beneficio del interés público más que con intereses de individuos particulares, y (4) ninguna parte de las ganancias netas de estas Iglesias de Scientology y sus instituciones benéficas y educativas relacionadas se destina para beneficio personal de ningún individuo o entidad no caritativa.

El 8 de octubre de 1993, diez mil scientologists de todos los rincones del globo se reunieron para oír al Sr. Miscavige anunciar la noticia histórica: el gobierno de Estados Unidos acababa otorgar pleno reconocimiento religioso a las Iglesias de Scientology, al encontrarlas “organizadas exclusivamente para fines religiosos y benéficos”.

El Fallo sobre la Exención de Impuestos de la IRS necesariamente encontró que Scientology es una religión y la IRS examinó cuidadosamente esta cuestión

La sección 501(c)(3) del Código de la Agencia Tributaria (Código) proporciona la exención de impuestos a las organizaciones con “fines religiosos, caritativos … o educativos”. El Código proporciona normas especiales para la sección 501(c)(3) organizaciones religiosas que se clasifican como iglesias, así como para otras organizaciones religiosas, llamadas auxiliares integradas, que están íntimamente relacionadas con las iglesias.

La IRS emplea una prueba de “hechos y circunstancias” para determinar si una organización tiene el estatus de Iglesia, atendiendo a los siguientes criterios:

  1. Una clara existencia legal,
  2. Un credo y una forma de culto,
  3. Un gobierno eclesiástico definido y claro,
  4. Un código formal de doctrina y disciplina,
  5. Una clara historia religiosa,
  6. Una afiliación no asociada con ninguna otra Iglesia o denominación,
  7. Una organización de ministros ordenados,
  8. Ministros ordenados seleccionados después de terminar sus estudios recomendados,
  9. Una literatura propia,
  10. Un lugar establecido (o lugares) para el culto,
  11. Congregaciones habituales,
  12. Servicios religiosos habituales,
  13. Escuelas dominicales para la instrucción religiosa de los jóvenes, y
  14. Escuelas para la preparación de sus ministros.
    Manual de la Agencia Tributaria 7(10)69, Manual de Pautas para Examinar Organizaciones Exentas de Impuestos, §321.3(3) (5 Abr. 1982).

Además, la IRS considerará “[c]ualquier otro hecho y circunstancia que pueda aportar para sostener que la organización tiene el estatus de iglesia”. Id., §321.3(3)(o).

El Código define un auxiliar integrado de una iglesia en la sección 501(c)(3) como una organización que está afiliada a la iglesia y respaldada internamente. Regulaciones de Tesorería §1.6033-2(h)(1). Una entidad está afiliada a una iglesia si esta está (i) amparada por un grupo de exención de impuestos publicado a una iglesia, (ii) dirigida, supervisada o controlada por o en relación con una iglesia, o (iii) otros hechos pertinentes y circunstancias que muestren que está afiliada de esa forma. Regulaciones de Tesorería §1.6033-2(h)(2). Una organización está respaldada internamente a menos que (i) venda su admisión, bienes o servicios (más que de una forma incidental) al público en general, y obtenga más de la mitad de su apoyo del público (a diferencia de que lo obtenga de sus miembros). Regulaciones de Tesorería §1.6033-2(h)(4).

El fallo sobre la exención de impuestos de la IRS en 1993 clasificó de forma específica y sustancial a todas las organizaciones de la Iglesia de Scientology que habían solicitado el reconocimiento de la exención de impuestos a la IRS ya fuera como iglesias o como auxiliares integradas de las iglesias. Las entidades clasificadas como iglesias incluían:

  • La Iglesia de Scientology Internacional (CSI), el cuerpo eclesiástico más elevado dentro de la Iglesia de Scientology, que proporciona guía eclesiástica a las Iglesias locales por todo el mundo, y
  • Misiones de Scientology Internacional (SMI), el cuerpo eclesiástico directamente responsable de la supervisión eclesiástica de las misiones locales en todo el mundo.

El fallo de exención de impuestos identificó específicamente a las entidades CSI y SMI como iglesias, con referencia a la sección del Código 170(b)(1)(A) (i) y señaló expresamente que, como a otras iglesias, no se les exige presentar el Impreso 990 de declaración anual de organización exenta de impuestos. Asimismo, CSI y SMI recibieron el fallo de exención de grupo que extiende su decisión de exención a todas las iglesias y misiones locales en Estados Unidos, entidades que funcionan de la misma forma como Iglesias de Scientology y misiones en países de todo el mundo. La Meca espiritual de la Iglesia fue también reconocida individualmente como exenta de impuestos, al igual que las editoriales de la Iglesia.

Religious Technology Center (RTC), la organización que posee las marcas registradas y que es la protectora de la religión de Scientology, fue reconocida de forma individual como exenta de impuestos y recibió su propia carta de decisión oficial. La IRS también reconoció a la Asociación Internacional de Scientologists (IAS), la organización oficial de afiliación de la religión de Scientology, como organización exenta de impuestos.

Además del fallo favorable sobre la exención de impuestos, la decisión oficial publicada por la IRS declaraba que todas las donaciones realizadas por los feligreses de Scientology para los servicios religiosos a todas las iglesias de Scientology eran deducibles en la declaración de la renta en toda la extensión permitida por la ley. Las donaciones para servicios religiosos de Scientology llegaron a ser deducibles de impuestos en la misma medida, pero no mayores que las donaciones hechas por los feligreses de otras religiones para asegurar el acceso al culto y a rituales religiosos similares en sus respectivas confesiones.

La IRS no habría clasificado a CSI y SMI, sus iglesias y misiones subordinadas, a RTC y a la Meca espiritual de Scientology como iglesias bajo el Código a menos que se encontrara que poseían esencialmente los catorce factores eclesiásticos enumerados anteriormente. Esencialmente todos estos factores exigen expresamente que se determine que la Iglesia de Scientology solicitante es una religión. En resumen, la IRS no podría haber clasificado CSI, SMI y los demás solicitantes de la Iglesia de Scientology como iglesias bajo el Código a menos estuviera satisfecha de que Scientology es una religión.

Así pues, el reconocimiento de estatus de exención de impuestos de la IRS para la Iglesia de Scientology representa un reconocimiento formal de la naturaleza religiosa de Scientology y su beneficio para la sociedad en su conjunto.

La exención de impuestos de la IRS a la Iglesia de Scientology se produjo tras un examen sin paralelo en la historia de las organizaciones exentas de Impuestos

La exención de impuestos de la IRS a la Iglesia de Scientology se produjo tras un examen de una intensidad y profundidad sin paralelo en la historia de las organizaciones exentas de impuestos. Los funcionarios de la IRS sometieron a las Iglesias de Scientology al escrutinio más intenso al que ninguna organización se haya enfrentado jamás, incluyendo una meticulosa revisión de sus operaciones y documentos de carácter financiero, así como un exhaustivo examen de todos y cada uno de los aspectos de la política de la iglesia y sus prácticas a todos los niveles, incluyendo los más altos niveles de su dirección.

La revisión de la IRS resultó en cientos de preguntas detalladas, que necesitaron de miles de páginas de narración y muchos millares más de páginas de registros financieros. Seis equipos de entre cuatro y ocho agentes realizaron una revisión a tiempo completo durante periodos de hasta diez semanas consecutivas. Los agentes de la IRS también realizaron una revisión in situ de libros y registros de la Iglesia de Tecnología Espiritual (CST), —la organización responsable de supervisar el proyecto de archivar las Escrituras de Scientology para salvaguardar permanentemente las obras del Fundador de Scientology, L. Ronald Hubbard—, y del Religious Technology Center. Y al final de su examen, la IRS había revisado más de un millón de páginas de información relacionadas con la religión de Scientology.

La IRS emprendió un examen exhaustivo del Sistema de Remuneración de la Iglesia

Un requisito fundamental para que una organización cualifique para la exención de impuestos bajo la sección 501(c)(3) es que ninguna parte de sus ingresos netos redundará en beneficio personal de ningún individuo privado. La prohibición contra el beneficio personal a partir de los fondos se aplica rigurosamente con respecto a “miembros privilegiados” de una organización: ninguna parte de los ingresos de una organización se pueden usar en beneficio de ninguna persona que tenga un interés personal en la organización, incluyendo específicamente a fideicomisos, directores, oficiales, empleados, miembros y colaboradores. La norma contra el beneficio personal a partir de los fondos es absoluta.

La IRS realizó un amplio examen del sistema de remuneración de la Iglesia tanto para staff como a terceros para asegurarse de que no existiera ningún beneficio personal a partir de los fondos ni ningún beneficio personal potencial. Como cuestión inicial la IRS hizo numerosas preguntas para identificar a cada individuo “con responsabilidad fiduciaria para impedir la desviación de activos” y “quién tendría más probabilidades de beneficiarse si, de hecho, existiera dicho desvío para beneficio personal”. En respuesta a las preguntas de la IRS, la Iglesia le proporcionó a la IRS una descripción completa de su estructura de dirección eclesiástica, incluyendo todos los cambios previstos para los siguientes cinco años y los nombres de todos los individuos que tienen posiciones elevadas en la dirección eclesiástica y en las finanzas. Le proporcionó a la IRS la identidad de individuos autorizados para nombrar a los miembros de los comités de dirección más elevados de la Iglesia. También le proporcionó a la IRS una descripción completa de los mecanismos de funcionamiento de la Organización del Mar, la orden religiosa de la Iglesia, así como su sistema interno de rangos y la identidad de aquellos individuos que mantienen las diez posiciones más elevadas.

La IRS se concentró extensamente en las diversas formas de remuneración, las cantidades y los valores asociados, y la forma en que se determinaba cada uno de ellos. En respuesta a las preguntas de la IRS, se describieron todas las formas de remuneración contempladas para el staff (ya sea imponibles o no), incluyendo la paga y beneficios no monetarios, y cómo se informaba a la IRS sobre esta remuneración.

Tras una revisión exhaustiva, la IRS dictaminó que no había ningún beneficio personal ni actividad para el beneficio privado de ningún individuo.

La IRS no dejó ninguna piedra sin remover en su examen de la Iglesia de Scientology

La IRS no cejó en sus empeños en su meticuloso examen de los libros y registros financieros mantenidos por estas entidades. Por ejemplo, durante los últimos dos años que culminaron con el fallo de la exención de impuestos el 1 de octubre de 1993, CSI proporcionó amplia información sobre la integridad de su sistema de contabilidad y registros financieros. CSI empezó, por supuesto, dando un resumen de la información detallada que la IRS ya había acumulado sobre este tema y sus pruebas exhaustivas del sistema de contabilidad y registros. Luego CSI describió de forma específica sus procedimientos de contabilidad interna y de auditoría financiera, los diversos registros de entrada originales, las reconciliaciones bancarias con los estados de cuenta y los resúmenes periódicos de ingresos y desembolsos por medio de los estados financieros anuales. CSI identificó una vez más los controles financieros básicos, todos los recibos facturados y depositados en el banco, todos los desembolsos por cheque, recibos de desembolso y órdenes de compra, y la estricta separación del personal implicado en las diversas etapas de recepción, depósito, desembolso y contabilidad.

A petición de la IRS, CSI proporcionó copias de todas las políticas financieras y de dirección correspondientes, para incluir en última instancia el lote entero de los ocho volúmenes del Curso de Organización para Ejecutivos, que establece todas las directivas de las escrituras pertinentes a la administración de la Iglesia, incluyendo las finanzas. CSI le proporcionó a la IRS copias de los estados financieros anuales para el periodo de diez años desde 1981 a 1990 para CSI, RTC, CST y veintiséis organizaciones principales adicionales de la Iglesia.

CSI también proporcionó copias de los estados financieros de ciertas organizaciones de la Iglesia no estadounidenses preparadas por empresas de contabilidad pública certificadas.

La IRS examinó los detalles de literalmente cientos de miles de transacciones por separado, transacciones específicas de la Iglesia de Scientology

En la extensísima inspección de las diversas organizaciones de Scientology que la IRS llevó a cabo, la IRS dispuso de numerosas ocasiones para examinar en detalle cada tipo de pago en las organizaciones de Scientology y entre ellas. Dichos pagos incluían cantidades que las Iglesias inferiores pagan a CSI por sus servicios de apoyo eclesiástico, ciertos pagos que las iglesias le hacen a RTC cuando administran servicios religiosos avanzados de Scientology a sus congregaciones, transferencias a las reservas, pagos de ayuda en el entrenamiento del staff, alquiler y pagos hipotecarios, pagos por intereses y préstamos, y la compra de libros religiosos y otras formas de las Escrituras de Scientology, pagos de comisiones por captación de fondos, la remuneración del staff, y pagos de todo tipo a proveedores y profesionales. En este proceso, la IRS examinó los detalles de literalmente cientos de miles de transacciones distintas, específicas.

A lo largo de las diversas inspecciones la IRS pudo seguir la pista a cada gasto de una organización hasta el recibo correspondiente de la organización que recibía el pago. De esta forma la IRS confirmó que los pagos realizados de una organización de Scientology a otra organización de Scientology de hecho fueron a esa organización y que los fondos pagados pertenecían de hecho a los fines religiosos de Scientology.

Tras la terminación de estas inspecciones la IRS concluyó que los informes financieros que las organizaciones de Scientology preparan están completos, son comprobables y reflejan con precisión las transacciones correspondientes. Basándose en esta extensa información sobre acuerdos de pago determinados, y su satisfacción de que los pagos se reflejaban exactamente en los registros financieros de la Iglesia, la IRS determinó que todas las transferencias de fondos entre organizaciones de la Iglesia eran compatibles con los requisitos para la exención de impuestos.

Se le dio a la IRS acceso sin restricciones a cada nivel de la jerarquía eclesiástica de la iglesia. Así, el examen que la IRS realizó no estuvo limitado a las entidades de Estados Unidos, sino que incluía específicamente las relaciones financieras y de otro tipo de organizaciones de la Iglesia, desde Australia a Canadá y desde Europa a Sudáfrica.

El proyecto se inició al final de la administración republicana de George H.W. Bush y continuó durante la administración democrática de Bill Clinton. Durante este periodo tres individuos ejercieron como Comisionados de la Agencia Tributaria (director de la IRS). Para cuando la Iglesia de Scientology recibió la decisión de exención de impuestos de la IRS, se había compilado la mayor documentación administrativa sobre una organización exenta de impuestos que se hubiera realizado jamás. Estas Iglesias y sus representantes habían estado sometidos a cientos de horas de reuniones exhaustivas y examinadas por los funcionarios de más alto rango sobre organizaciones exentas de impuestos en la Oficina Nacional de la IRS.

Al final, la IRS llegó a la única conclusión posible después de semejante concienzudo examen: las Iglesias de Scientology y sus entidades relacionadas estaban organizadas y funcionaban exclusivamente con fines benéficos y religiosos.

Así, el 1 de octubre de 1993, la Agencia Tributaria de Estados Unidos publicó cartas de resolución de exención que reconocían el estatus de exención tributaria para más de 150 Iglesias de Scientology, misiones, organizaciones de reforma social y otras entidades por actuar exclusivamente con fines religiosos y benéficos. El reconocimiento religioso de la IRS era universal e incondicional.

Las circunstancias que llevaron a la IRS a publicar la Normativa sobre la Exención Tributaria de la Iglesia de Scientology son asunto de dominio público

Bajo la sección 6104 del Código de la Agencia Tributaria, la solicitud y materiales relacionados con una exención de impuestos satisfactoria son asunto de dominio público y están disponibles para la inspección pública en la oficina correspondiente de la Agencia Tributaria.

Las solicitudes de exención, documentos en apoyo de dichas solicitudes y documentos publicados por la IRS, en relación con las solicitudes de CSI, SMI y las demás organizaciones de la Iglesia de Scientology que la IRS reconoció como exentas de impuestos en 1993 están disponibles para inspección pública en la sala de lectura de la Oficina Nacional de la IRS en Washington, D.C., de acuerdo con la sección 6104(a) del Código, y han estado disponibles de este modo desde que se publicó dicha normativa sobre la exención el 1 de octubre de 1993.

Estos materiales para la exención de impuestos de 1993 de la Iglesia de Scientology, —más de cuatro metros lineales de documentos que representan el mayor registro administrativo de toda solicitud de exención tributaria—, están disponibles en la Oficina Nacional de la IRS. Miembros del público pueden inspeccionar estos registros y ver por sí mismos por qué las Iglesias de Scientology califican como organizaciones benéficas exentas de impuestos que sirven exclusivamente fines religiosos.

Los miembros del personal de la IRS relacionados con la exención de impuestos de la Iglesia de Scientology

El reconocimiento de Scientology por parte de la IRS fue un golpe imponente para quienes habían mantenido los ataques contra la iglesia durante muchas décadas. Una serie de funcionarios en otros países, así como otros empeñados en discriminar la religión y a sus miembros, intentaron minimizar este reconocimiento religioso histórico esparciendo informes falsos de que la IRS, uno de los organismos gubernamentales más temidos y poderosos en todo el mundo, había sido intimidada de alguna manera para conceder la exención tributaria a la Iglesia de Scientology.

Estas acusaciones son falsas. No hay ninguna prueba de que ningún funcionario de la IRS que participó en el fallo de la exención de impuestos para la Iglesia de Scientology en 1993 estuviera sujeto a ninguna comunicación inapropiada por o en nombre de la Iglesia de Scientology tratando de acosarles o intimidarles para que actuaran en la solicitud de exención tributaria. De hecho, semejante alegación es ridícula cuando se considera el tiempo que llevó el proceso de exención (más de dos años y medio) y la cantidad, antigüedad y reputación estelar del personal de la IRS implicado en estos procedimientos.

No se presentó ni se mantuvo ningún litigio por influencia inadecuada sobre las acciones administrativas de la IRS en los casos de exención de impuestos de la Iglesia de Scientology

Asimismo, las alegaciones de que la Iglesia presentara acciones legales para obligar de forma inadecuada a la IRS a otorgar la exención de impuestos son falsas. Aunque había una considerable cantidad de litigio pendiente cuando la IRS publicó el fallo de exención de impuestos en 1993, ninguno de estos litigios era engañoso ni se había llevado para hostigar a la IRS. Hubo unas cuantas acciones privadas buscando reparación por daños y perjuicios a la IRS alegando actividades ilegales en el curso de su administración de las leyes fiscales, pero la mayoría de los litigios implicaban (a) La Ley de Libertad de Información (FOIA) exige que la IRS produzca información en sus registros sobre Scientology o miembros individuales (para facilitar la identificación y la corrección de información falsa), y (b), casos individuales de impuestos sobre la renta relacionados con la deducción de pagos de los feligreses como contribuciones benéficas a Scientology en relación con los servicios religiosos centrales de Scientology. Toda esta litigación se resolvió como parte del proceso que dio como resultado la exención tributaria.

Tanto las normas correspondientes del procedimiento civil (Norma 11, Reglas Federales de Procedimiento Civil) como los estatutos federales (28 U.S.C. §1927) contienen las disposiciones que someten a las partes en litigio y/o a sus abogados a sanciones por tomar posiciones infundadas, sin base alguna, y/o insostenibles. Ninguno de los casos entre la Iglesia de Scientology o los feligreses y la IRS u otros organismos gubernamentales que fueron adjudicados antes del acuerdo establecido en 1993 impusieron compensación punitiva alguna a ninguna entidad o feligrés de la Iglesia que fuera demandante en dicho litigio. Por el contrario, las Iglesias de Scientology prevalecieron en la mayoría de los casos adjudicados, estableciendo muchos precedentes importantes, en particular en lo tocante a la FOIA. De hecho, a una entidad de la Iglesia se le adjudicaron los honorarios del abogado y las costas del litigio contra la IRS bajo la sección 7430 del Código debido a que el Tribunal concluyó que las acciones de la IRS no estaban justificadas sustancialmente. Véase Estados Unidos v. Iglesia de Scientology de Boston, Inc. 1993 EE. UU. Distr. LEXIS 3895, EE. UU. 93-1 Caso de Tributación (CCH) P50,220, 71 A.F.T.R.2d (RIA) 1485 (D. Mass. 1993)

No hay ninguna base para sugerir que ninguno de los casos contra la IRS por parte de entidades o feligreses de la Iglesia se presentaron y/o se defendieron con el propósito incorrecto de inducir a la IRS a conceder solicitudes de exención que no justificaban esta acción favorable en lo fundamental de sus casos en sí. De hecho, la Iglesia de Scientology Internacional logró el propósito de forma sustancial resolviendo todos los pleitos pendientes por medio del acuerdo con la IRS. Este acuerdo incluía las disposiciones de la FOIA por las cuales la IRS no solo produjo mucha de la información solicitada en cuestión, sino que también accedió de hecho a notificar a diversos gobiernos extranjeros y organismos sobre la información falsa acerca de la Iglesia de Scientology que la IRS les había comunicado previamente.

La IRS no podría ni habría publicado el fallo de exención si hubiera creído que Scientology era contraria a los fines públicos o al bien público

El fallo de exención de impuestos de la IRS estaba totalmente de acuerdo con el Código de Recaudación Tributaria y la Constitución de Estados Unidos. La IRS no podría ni habría publicado el fallo de exención si hubiera creído que Scientology era contraria a los fines públicos o al bien público.

Para establecer la exención de impuestos de acuerdo con la sección 501(c)(3) del Código, una organización tiene que demostrar lo siguiente:

  1. Está organizada exclusivamente para uno o más de los propósitos de exención específicos;
  2. Funciona exclusivamente para uno o más de los propósitos de exención especificados;
  3. Ninguno de sus ingresos redunda en beneficio personal de ningún individuo o entidad privada;
  4. No realiza propaganda con respecto a la legislación más que como una parte incidental de sus actividades;
  5. Ninguna parte de sus actividades implica la participación en ninguna campaña para cargo público alguno; y
  6. Sus propósitos y actividades no deben violar las políticas públicas fundamentales.

Para establecer estos elementos y así obtener un fallo de exención favorable de la IRS, una organización tiene que hacer una solicitud a la IRS de la forma recomendada, proporcionar toda la información requerida con la solicitud, y responder a todas las preguntas pertinentes que la IRS pueda tener sobre su solicitud. (Procedimiento Tributario 90-27) El fallo favorable de exención de la IRS en 1993 para la Iglesia de Scientology Internacional, Misiones de Scientology Internacional y los demás solicitantes de Scientology siguieron el procedimiento requerido.

La IRS examinó específicamente los detalles sobre las prácticas de captación de fondos de la Iglesia en relación con sus prácticas de proselitismo y sus políticas relativas a las contribuciones para servicios. La IRS ha confirmado que no habría tomado decisiones favorables si hubiera encontrado que (i) la Iglesia sirviera de forma inadmisible a intereses privados, (ii) que tuviera un fin esencial inválido para la exención tributaria, o (iii) que hubiera cometido actos ilegales o violara políticas públicas fundamentales.

Asimismo, las alegaciones falsas en relación con actividades ilegales creadas por apóstatas y otros, de las que la IRS había dependido previamente para actuar contra las Iglesias de Scientology y sus feligreses, fueron investigadas exhaustivamente y desestimadas como falsas por la agencia tributaria antes de admitir que las Iglesias de Scientology son organizaciones religiosas benéficas que funcionan para el beneficio público.

La exención de impuestos de la IRS a la Iglesia de Scientology: Finaliza Décadas de Conflicto

El reconocimiento de la IRS no solo puso fin a décadas de conflicto entre las Iglesias de Scientology y la agencia tributaria, sino que también produjo el reconocimiento formal del carácter religioso de Scientology y de su naturaleza benéfica para la sociedad en su conjunto. Las Iglesias de Scientology están plenamente reconocidas como organizaciones religiosas exentas de impuestos por el gobierno de Estados Unidos en un nivel federal, de estados y local, y no reciben ningún trato diferente de ninguna otra religión.

Los esfuerzos de las Iglesias de Scientology contribuyeron a reformas que benefician a todos los ciudadanos estadounidenses. La Ley de los Derechos del Contribuyente, ahora una realidad legislativa, existe hoy gracias en gran parte a la perseverancia de la Iglesia de Scientology y de sus feligreses, que denunciaron los extendidos abusos de la IRS y exigieron poner freno a futuros abusos. Por medio del uso de la FOIA, en última instancia sacó a la luz pública la conducta impropia y los errores informáticos que podían haber resultado en el gasto de mil millones de dólares en tasaciones incorrectas. Muchas de las medidas adoptadas por el Congreso para iniciar reformas tributarias son, en no pequeña medida, atribuibles a la labor innovadora de los scientologists.

Más importante todavía, desde 1993, las Iglesias de Scientology han continuado demostrando lo acertado del fallo de exención de la IRS con el amplio alcance comunitario y los programas de ayuda que apoyan en un nivel sin precedentes la mejora de la sociedad, revierten la decadencia social, resuelven la adicción, educan a jóvenes y al público sobre sus derechos humanos, fomentan un código moral secular escrito por el Sr. Hubbard, combaten el analfabetismo, proporcionan socorro en la catástrofe, consiguen reformas contra los abusos en el campo de la salud mental, mejoran las comunidades locales, mejoran los métodos educativos y realizan otras actividades benéficas.

DOWNLOAD